Salsa Vinagreta

Todas las salsas vinagreta que no has probado

Vinagreta de miel

Vinagreta de miel

Las ensaladas no suelen ser un plato muy popular, ni muy lucido, sobre todo en mi casa. Pero la clave para hacer una buena ensalada que impresione a todos los invitados es la vinagreta. Sí, el aderezo en el que se envuelven los ingredientes le aporta el punto para que una ensalada sea deliciosa.

La vinagreta que os propongo hoy es un aderezo balsámico con miel. Por lo general, yo no soy muy fan de la vinagreta balsámica, la encuentro demasiado fuerte, pero la adición de miel, endulza lo suficiente para proporcionar un equilibrio perfecto, que no empalaga ni está muy ácido.

Normalmente no se suele hacer mucho aderezo en casa, añadimos sal, pimienta un poco de vinagre y aceite de oliva, y listo. Pero lo cierto es que en hacer una vinagreta como esta, se tardan sólo 5 minutos. Y encima puedes hacer mucha cantidad y conservarlo en el frigorífico durante varios meses.

Yo ahora siempre tengo un bote de vinagreta en la nevera, así que sólo tengo que removerlo y añadirlo directamente, sin perder tiempo. De esta manera, es mucho más probable que ponga ensaladas para comer, porque así da gusto comerlas.

Y aquí va la receta super fácil para hacer una vinagreta balsámica con un toque de miel, dulce y ácida a la vez.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Estos son los ingredientes que vas a necesitar para hacer unos 360 ml de vinagreta de miel, que sirve para 6 personas.

  • 1 diente de ajo, machacado
  • 60 ml de vinagre balsámico
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 180 ml de aceite de oliva virgen extra

Procedimiento:

El método es muy sencillo. Basta con machacar el diente de ajo en un mortero y ponerlo en el fondo de un recipiente hermético que tenga tapa.

Añadir el vinagre balsámico, la miel, la mostaza, la sal y la pimienta negra, y mezclarlo enérgicamente. Se puede mezclar tapando el recipiente y agitándolo vigorosamente o mezclarlo con un batidor manual hasta que todos los ingredientes estén homogéneos.

Por último hay que verter el aceite de oliva en hilo hasta lograr la textura deseada, taparlo y mezclarlo otra vez. La vinagreta tiene que tener una consistencia uniforme.

Podemos usar la vinagreta en el momento o guardarlo en el frigorífico hasta por 3 meses, ya que se conserva en perfectas condiciones.

Sólo hay añadir una pequeña cantidad encima de cualquier ensalada y remover.